Seleccionar página
¿Cómo sacar provecho a un piso pequeño sin necesidad de hacer obras?

¿Cómo sacar provecho a un piso pequeño sin necesidad de hacer obras?

La idea de que el tamaño de un piso limita nuestra vida y espacio en él no es del todo cierta. Por muy pequeña que sea la vivienda siempre podemos cambiarla a mejor si sabemos cómo. Por ello, hoy os vamos a dar una serie de claves para reformar un piso pequeño sin obras de ninguna tipo.

En el mundo de la decoración es famosa la célebre frase del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe que dijo, “menos es más”. Y es que un piso pequeño nos obliga a pensar de forma diferente, nos fuerza a distribuir más cosas y de mejor forma en un espacio más reducido.

¿Quieres saber cómo cambiar un piso pequeño a mejor y sin recurrir a obras? Sigue leyendo y descubre cómo cambiar el aspecto de tu piso sin usar un taladro o al menos lo mínimo e imprescindible.

 

Consejos para reformar un piso pequeño sin obras

 

Para cambiar un piso pequeño lo primero de todo es deshacerte de esquemas mentales que limitan tu imaginación a la hora de hace cambios. Bien es cierto que un piso pequeño tiene limitaciones a la hora del espacio y el número de metros cuadrados, pero créenos cuando te decimos que la falta de metros cuadrados no es algo negativo, todo lo contrario.

La clave es aprovechar bien al máximo cada milímetro y para ello debes tener en cuenta varios aspectos, el tipo de obra o reforma, la distribución del piso y los muebles, fijar un presupuesto para cambiar cosas y sobre todo adquirir una nueva forma de distribuir y pensar en vertical.

 

Haz dos planos, uno con el piso vacío y otro con muebles

obrasbox-multiservicios

Para sacar todo el jugo a un piso de la mitad de tamaño vas a tener que conocerlo como la punta de tus dedos. Para ello, te aconsejamos que compras una libreta y midas absolutamente todas las habitaciones sin muebles y de esquina a esquina en un mapa o plano horizontal con todos los detalles del piso.

¡Ojo, cuando decimos todo, es todo! Es decir, mide cuanto mide la puerta, cuánto cierra, los huecos libres, las esquinas, las paredes, los muebles. Todo. Solo así sabrás el espacio que tienes y lo que puedes colocar y lo que no. Una vez has medido todo es hora de anotarlo en una libreta.

Aquí te aconsejamos que hagas dos planos, uno con el piso vacío y otro con los muebles actuales. Así, podrás hacerte una idea del espacio disponible. Por otro lado, es bueno que te aproveches de las nuevas tecnologías gracias a los decoradores virtuales. En el mercado hay una gran gama de software para diseñar una casa o habitación, tanto en versión 2D como 3D.

La visualización del interior de tu vivienda posibilitará que hagas un plano detallado y encuentres la inspiración necesaria para comenzar tu proyecto y cambiar el aspecto de tu casa. Así, sabrás exactamente lo que quieres para reformar un piso pequeño sin obras.

 

¿Qué tipo de reforma quieres?

aprovechar-espacios-decoracion-multifuncional

Una vez tienes un plano detallado es hora de pasar a la práctica y decidir si quieres un lavado de cara o una reforma en profundidad. Piensa que hay varios tipos de obras, las reformas integrales, las reformas a precio cerrado o una pequeña obra. Y es que no es lo mismo pintar y reformar por completo una vivienda antigua que hacer pequeños cambios en un piso nuevo.

El tiempo y el esfuerzo es uno de los factores más importantes a la hora de hacer una reforma ya que influyen en el precio final del presupuesto. Si los cambios no son muy grandes los puedes hacer tu mismo y ahorrarte pagar a un especialista.

Para ello te aconsejamos que tengas en cuenta los siguientes factores; la luz, la verticalidad y el estilo. La luz es nuestro principal aliado a la hora de ganar espacio. Aumentar la cantidad de luz hará que nuestro piso sea más grande gracias al efecto visual que crea la luz.

Crear ambientes diáfanos, pintar de blanco y liberar las ventanas de objetos que bloqueen la luz son algunas de las formas más efectivas para ganar luz y espacio. En el caso de que quieras cambiar los azulejos, tienes varias opciones puedes pintarlos de nuevo o bien optar por laminados y cerámica que se adaptan al suelo, son fáciles de colocar y se pueden montar de forma seca, es decir, sin manchar y lo mejor de todo se trata de una obra rápida.

Para dotar a las habitaciones de mayor luminosidad puedes aprovechar para renovar tu armario de mantas y edredones y colocar textiles suaves en colores claros, tonos pastel, colores crudos o gris perla que son una apuesta segura para que el espacio sea mayor de lo que es en realidad.

Otras formas de potenciar la luz es colocar muebles con espejos o cristaleras para decorar las paredes. También puedes usar lámparas de pie o de LEDS en las paredes para iluminar y reflejar la luz. Asimismo, aprovecha para renovar los estores, cambiar las persianas o colocar visillos con tonos claros.

Otra idea sencilla es cambiar las barras de madera de las cortinas y colocar unas metálicas a juego con la nueva decoración.

Finalmente, no te olvides del estilo y decora el piso de forma homogénea. Tampoco te puedes olvidar de pensar en vertical. La altura es el mejor aliado de los pisos pequeños. Colocar muebles altos, estanterías y librerías nos ayudarán a cambiar el aspecto de nuestro piso y lo mejor de una forma fácil y sencilla.

El ejemplo perfecto son los típicos palés de madera que podemos usar como librerías apoyados en la pared o colocados en una esquina. Un consejo, si tienes un piso bajo aprovecha la altura y coloca leds y focos empotrados en el techo y si quieres colocar un falso techo que sea lo más fino posible para que no de la sensación de poca altura.

 

La modularidad, clave para aprovechar cada centímetro

Consejos imprescindibles para aprovechar mejor el espacio en tu hogar

Para sacar todo el jugo a un piso pequeño debes aprovechar cada centímetro cuadrado. Para ello, te recomendamos que pienses en muebles flexibles y funcionales. Por ejemplo, camas nido, sofás-cama o mesas escritorio son algunos de los muebles con los que ganarás espacio y podrás usar en diferentes sitios y ambientes.

Piensa en otras opciones como las mesas portátiles o las mesas 2 en 1 que incluyen dos mesas y varias sillas debajo. Lo mismo sucede con los sofás, algunos de ellos incluyen pufs esquineros con lo que igual no necesitas sillas para el salón.

Si la cocina es pequeña igual puedes optar por colocar una mesa plegable en la pared. En la habitación de invitados puedes optar por colocar muebles multifunción como una cama nido y escritorio litera ideal tanto para adolescentes como para que duerma un matrimonio en caso de necesidad.

Los muebles modulares como las cómodas también son una solución para pisos pequeños ya que nos ofrecen múltiples posibilidades, desde la división de espacios en una misma habitación hasta la organización de objetos al ser un mueble multifuncional donde podemos guardar casi todo lo que queramos.

¡Recuerda, reformar un piso pequeño sin obras es posible si sigues estos consejos! Eso sí, debes tener claro cuáles son tus prioridades, el tamaño de la obra y el dinero que quieras gastar. Y en caso de que quieras meterte en fregados más gordos como las reformas integrales te recordamos que en ObrasBox somos especialistas en reformas a precio cerrado para que no te lleves ninguna sorpresa.

 

 

 

Reforma tu piso para alquilar en verano

Reforma tu piso para alquilar en verano

La primera ola de calor del verano por fin hace presencia, y es que todavía falta mucho verano por delante y calor por disfrutar. De hecho, todavía podemos reservar un piso o chale para pasar unos días o unas semanas en el puente del 15 de agosto o las próximas semanas. Por eso, si eres dueño de un piso y lo quieres aprovechar no está de mal que te plantees renovar tu hogar en verano para alquilar.

 

¿Por qué reformar tu hogar en verano para alquilar?

 

La primera razón y la más importante es que un piso reformado se revaloriza en el mercado. Además, si sabes hacer bien las cosas la obra te puede durar bastante tiempo y solo tendrás que prestar atención al mantenimiento de la misma.

 

La segunda razón para reformar tu casa o piso en verano es que lo puedes hacer sin tanto estrés como en otras fechas ya que las empresas suelen tener menos carga de trabajo y tienen las agendas más liberadas.

 

Por otro lado, lo que hagas en verano ya te queda hecho para otros años y así podrás elegir poner en alquiler el piso por un mes, dos o si lo prefieres disfrutarlo con tu familia y seres queridos.

 

Ahora bien, antes de realizar cualquier obra debes considerar un par de cuestiones, la primera es el presupuesto y la segunda es el calado de la misma.

 

Definir un presupuesto te va a ayudar mucho a hacer reformas en verano, eso sí, te recomendamos que seas flexible, pero que te pongas un límite máximo para gastar. Por otro lado, piensa que a mayor volumen de obras no necesariamente es más caro, a veces ahorras los materiales al comprar más cantidad, por ejemplo, al pintar.

 

Lo que sube el precio de cualquier obra es la mano de obra, por eso, en Obrasbox te ofrecemos reformas a  precio cerrado , para que no te lleves ningún sobresalto al ver la factura.

 

Además, si te decantas por un profesional para cambiar tu vivienda en verano no vas a tener problemas con los permisos y ordenanza de tu municipio ya que te aconsejamos la mejor manera de solucionarlo.

 

Razones para hacer obras en verano

¿Por qué reformar tu hogar en verano para alquilar?

  La temporada estival es perfecta para acometer cualquier obra por grande o pequeña que sea ya que los días son más largos lo que permite que los obreros aprovechen el día al máximo.

 

  El calor no es una excusa ya que pueden trabajar temprano o mediada la tarde ya que tienen luz natural durante mas tiempo.

 

  Otro motivo es el tema de la limpieza y la humedad. En estos meses de junio, julio y agosto apenas llueve y se pueden realizar trabajos de reparación de tejados, hacer mejoras de aislamiento que en otras épocas es más difícil.

 

Piensa que las humedades salen a flote en invierno y otoño, es decir, cuando hace frío y lluvia, por lo que es mejorar reparar ahora que no después. Y en el caso de que tengas una casa o un chale nunca está de más de revisar la cubierta y elementos como las tejas, tuberías y caños para limpiar y quitar malas hierbas y barro acumulado en las mismas.

 

Preparar la casa para el futuro y el invierno es una apuesta segura ya que podemos realizar obras pequeñas o grandes, como aislamiento térmico, cambiar el sistema de calefacción, revisar la caldera, pintar o hacer arreglos de jardín y fontanería, sin renunciar a la tranquilidad y comodidad del verano.

 

Si es tu segunda residencia y no vives allí, es el momento perfecto para llevar a cabo una reforma integral del hogar y si no te apetece estar presente en la obra siempre puedes dejar las llaves a la empresa de reformas y disfrutar del tiempo libre haciendo otras cosas como ir a la playa o tomar una caña en una terraza.

 

   Tener más tiempo también equivale a poder consultar diferentes opciones y presupuestos. ¡Recuerda, que la factura final dependerá del presupuesto de la empresa de reparaciones!

 

  Otra razón para hacer obras con calor es revisar o instalar aire acondicionado, piensa que colocar aire acondicionado en un piso beneficia al precio del alquiler o de la compra y es que en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid un piso con climatización se vende hasta casi un 20 % más caro que otra vivienda que no tenga.

 

Al igual que el aire acondicionado los pisos reformados se valoran más, sobre todo, en lugares donde la oferta alcanza a la demanda ya que en las grandes urbes se valora más los pisos reformados.

 

  Está claro que una reforma revaloriza el precio, aunque la diferencia varía entre ciudades y sobre todo el tamaño de la obra. En el caso de que tengas un presupuesto limitado y no puedas  realizar un gasto excesivo puedes optar por una reforma ligera y una pequeña renovación y lavado de cara como una limpieza a fondo, pintar las paredes y aprovechar para colocar algún enchufe que necesites.

 

Y es que las obras es el momento perfecto para plantear la colocación de muebles, mover lámparas, retirar objetos y colocar otros. ¡Un consejo, si tienes miedo de alquilar y no te fías de los inquilinos siempre puedes contratar un seguro con el alquiler para evitar un susto de última hora!

 

Por cierto, revisa el estado del piso antes de alquilar para saber los cambios que has hecho y no tengas problemas para hacer reclamaciones. Y si tienes problemas con el seguro opta por una agencia, inmobiliaria o plataforma que te ofrezcan garantías de alquiler como una fianza, etcétera, así no pierdes el dinero ni la inversión.

 

  Finalmente, recuerda que las reformas en verano duran menos que en invierno y no tendrás problemas de espera ni con los obreros ni con el tiempo de ejecución. O sea que ya sabes, ¡si quieres alquilar tu piso en verano, no lo dudes, llámanos y lleva a cabo la reforma integral de tu hogar cuanto antes!

 

¡Y si tienes dudas con el precio, te ofertamos presupuesto con precio cerrado para que pagues en precio y nada más!

 

Imagen de portada Designed by Freepik

 

 

Reforma o adapta tu piso para la vuelta al cole

Reforma o adapta tu piso para la vuelta al cole

Por fin llega agosto, el mes elegido por las empresas y la mayoría de la gente para coger sus vacaciones. Y es que el buen tiempo y el ocio de estos días es perfecto para llevar a cabo esa obra pendiente que tenías en casa o sencillamente preparar y reformar tu piso para la vuelta al cole y es que este mes pasa volando y cuando menos lo esperamos comienza la rutina, el trabajo y las obligaciones.

Si quieres cambiar tu piso de forma total o parcial, aprovecha el mes de agosto para llevar a cabo cualquier reforma que tengas pensado. A continuación, te contamos por qué ahora es buen momento y cuáles son las cosas que tienes que tener en cuenta si quieres realizar una obra en estas fechas.

Reformar tu piso para la vuelta al cole, ¿por qué ahora?

No decimos nada nuevo si afirmamos que el verano es un buen momento para hacer reformas. Las razones son varias, los días tienen más horas de luz y las condiciones son óptimas para que la pintura, el barniz y otros sistemas y tratamientos como una limpieza anti-humedad, esmaltes o masillas sequen pronto.

Pero además, tenemos más tiempo y no estamos pendiente de pedir un día en el trabajo ni cambiar horarios para que nos vengan a arreglar la casa. Imagina compaginar horarios con el trabajo y los niños en la escuela, ¿difícil, verdad?, pues aprovecha las vacaciones y no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.

Reforma total o parcial, ¿qué debo tener en cuenta?

En artículos anteriores os hemos hablado de los factores que se deben tener en cuenta si quieres hacer una reforma integral en tu hogar y es que cualquier obra que quieras llevar a cabo por pequeña o grande requiere una pequeña planificación.

Lo primero que tienes que tener en cuenta de reformar tu piso para la vuelta al cole es el volumen de la obra, deseas hacer pequeños cambios y un lavado de cara o aprovechar para realizar una reforma completa. Dependiendo de la respuesta afectará al presupuesto de una u otra forma, además de por supuesto el tiempo de reparación.

No es lo mismo reformar una cocina o el baño por completo que cambiar las puertas, pintar el pasillo y arreglar pequeños desperfectos como un desconchado, barnizar el suelo o la instalación de tarima flotante en una habitación.

Lo primero igual te puede llevar un par de semanas, en cambio, lo segundo en un par de días está listo. Pensar en tus necesidades es clave para liberar tu agenda y llamar a tu empresa de reparaciones favorita para que comiencen la obra cuanto antes.

Comienza por las habitaciones infantiles

Independientemente de que la obra sea grande o pequeña desde Obrasbox te recomendamos que empieces por arreglar las habitaciones de los más pequeños de la casa. Si tus hijos son adolescentes, han crecido y necesitan un escritorio, estanterías y muebles más acordes a su edad, aprovecha el momento para dar un cambio de aires a la habitación y no dudes en hacer pequeños cambios y ajustes como pintar las paredes, colocar un enchufe o aplique o lo que sea. Así, matas dos pájaros de un tiro.

Recuerda que acertar con el ambiente y estilo que encaje con los gustos y necesidades de los peques es fundamental, ¡Piensa que son niños y viven las cosas de forma diferente!

Nuestro consejo, habla con ellos, ten en cuenta su opinión y no cambies por cambiar. Preocúpate de que los muebles se ajusten a sus gustos y pinta o reforma lo que necesitas, pero por encima de todo que las cosas se ajusten a su tamaño y haz que se encuentren a gusto con la reforma.

¡Y por supuesto, no hagas todo a última hora! Agosto pasa rápido y la vuelta al cole está más cerca de lo que parece.

Coloca muebles versátiles y crea espacios diferentes

Los niños y niñas tienen necesidades diferentes de las nuestras y esto se debe ver reflejado en el estilo y decoración de sus habitaciones. Requieren de un espacio de creatividad y ocio (juegos), uno de trabajo (mesa de estudio) y otro de descanso (cama).

Si optas por pintar y renovar toda la habitación aprovecha la vuelta al cole para poner orden y organizar su ropa y libros. ¡Recuerda combinar bien los colores! ¡Elige los amarillos, verdes y azules en tonalidades vivas ya que encajan a la perfección en entornos juveniles!

Prepárate para el invierno

Una vez hemos hecho cambios o no en las habitaciones de los peques es hora de pensar en el estado general y mantenimiento del hogar. Nos referimos a revisar el tejado y ver si tenemos filtraciones de agua, comprobar el estado de la caldera, comprobar el aislamiento térmico de suelos y pareces, en definitiva, hacer una puesta a punto de nuestro hogar.

Piensa que en otro momento que quieras hacer una reforma integral en el hogar vas a tener que lidiar con el polvo, las esperas y las molestias de cualquier cambio o reforma que quieras llevar a cabo.

Y es que el mantenimiento de una casa o piso sea poco o mucho es algo que tienes que hacer sí o sí si no quieres acumular las obras de un año para otro. Por eso es bueno pensar en el medio y largo plazo y aprovechar la temporada estival para pintar, pulir, arreglar muebles o un arreglo de carpintería, cambiar una puerta o cerradura, aislar, cambiar las tuberías del baño o incluso reparar el aire acondicionado ahora es el momento.

¡Y lo mismo sucede si quieres limpiar tu casa, el verano es la época perfecta! Y si no tienes ganas ni tiempo por la semana para hacer las obras siempre nos puedes llamar para hacer trabajos de albañilería en fines de semana o festivos, ¡tú eliges!

¡Recuerda, reformar tu piso para la vuelta al cole es más fácil de lo que parece! Y es que nuestros presupuestos son a obras a precio cerrado, para que no te lleves sorpresas al final.

Imagen de portada Designed by Freepik

Aprovecha el verano para renovar tu hogar con poco dinero siguiendo estos consejos

Aprovecha el verano para renovar tu hogar con poco dinero siguiendo estos consejos

Estamos en plena temporada estival con días eternos de luz y calor y es el momento perfecto para hacer esas pequeñas reparaciones en casa y cambiar el aspecto de nuestra vivienda. Quédate con nosotros y te contaremos cómo aprovechar el verano para renovar tu hogar de forma fácil sencilla y sin apenas obras.

 

Aprovecha el verano para renovar tu hogar, cambia todo sin cambiar nada

 

A veces quitando una pequeña cosa por aquí y colocando un objeto por allá transformamos por completo nuestro hogar. Con esto queremos decir que cambies todo sin cambiar nada y que hagas pequeña reformas, pero elegidas y de calidad para que se noten al entrar en tu casa.

 

La mezcla de estilos es un golpe de efecto visual y la mejor forma para conseguir este cambio. Pero, ¿cómo combinamos diferentes tendencias en casa? Pues muy fácil, piensa en las habitaciones que quieras cambiar y los muebles principales que hay en ellas y rodéalos de objetos diferentes.

 

Por ejemplo, en un salón comedor rústico de madera cambia la mesa de madera por una industrial metálica y de cristal o si no puedes llevar las sillas a otro lugar como la terraza e incorpora sillas de un estilo diferente a la mesa principal del comedor.

Si no te gustan las estridencias prueba a colocar textiles suaves y frescos de lino y algodón para decorar la mesa, la cómoda o el aparador en el salón. Asimismo, aprovecha para colocar objetos blancos y que recuerden al mar. Botes de cristal con conchas marinas y arena es una forma barata y sencilla para traer el mar a nuestra casa.

 

O si lo prefieres llena un par de macetas con plantas y vegetales para colocar en los rincones. Recuerda, plantas como el bambú, los cactus, el anturio rojo y la peperomia tienen un efecto estético pronunciado y no pasarán desapercibidas.

 

O si lo prefieres puedes colocar macetas con semillas, o una planta de aloe vera para cuidar tu piel al volver de una jornada de sol en la playa o la piscina. Y no te olvides de añadir estores y cortinas de color blanco para refrescar tu hogar.

 

Renueva el hogar en verano

 

El calor acerca nuestro lado más creativo ya que el buen tiempo nos llena de energía e ideas. Podemos aprovechar este momento para renovar el aspecto de nuestra casa. Y con más razón si la hace tiempo que no hacemos cambios en ella.

 

Además de renovar el hogar en verano una limpieza general nunca viene mal ya que además de corregir pequeñas imperfecciones eliminamos objetos y ropa innecesaria con la limpieza, y por supuesto, le damos un toque diferente al hogar.

 

Presta atención a los siguientes consejos y conseguirás un efecto diferente.

  • Trae la naturaleza a casa con un pequeño jardín en casa.
  • Cambia las cortinas y estores por unas de color blanco. Los colores claros reducen y reflejan mejor la luz por lo que entrará más luz y menos calor al absorber las altas temperaturas.
  • Incluye un mayor repertorio de muebles auxiliares y adorna las mesitas de centro con textiles y objetos de color claro, azules, arena y estampados floreados.
  • Si te gustan las cestas de mimbres, estás de enhorabuena, puedes usarlas en el baño para colocar las toallas, en la mesa para colocar las cosas de comer o incluso como bandeja para desayunar y cenar en el salón.
  • Cambia y mueve de rincón objetos que ya no uses, desplaza las lámparas de pie por leds y coloca mecedoras, pufs, butacas o taburetes que encajen en tu estilo.

 

La importancia del espacio, divide el espacio y vencerás

El estudio del espacio es una cuestión básica en la decoración ya que la estética entra en las personas de forma visual y espacial. Evidentemente, tu casa cuenta con los metros cuadrados que tiene, pero puedes acudir a pequeños trucos para conseguir más luz, y por tanto, más espacio.

Blanco por todas partes, llena de color todas estas habitaciones, recurre a cristales, espejos y abre las cortinas. Quita de las ventanas cualquier objeto que obstaculice la luz y deja que esta entre en la sala. ¡Te asombrarás con los cambios!

Coloca objetos separadores como biombos, cortinas colgantes, estanterías o mamparas. Conseguirás un efecto divisorio en la estancia, incluso en aquellas pequeñas. Sin embargo, lo mejor es que lo hagas en habitaciones grandes como el salón o la habitación principal para recrear una zona de descanso, lectura o un pequeño despacho.

Si tienes terraza y jardín, puedes conseguir un auténtico visual si juegas con la iluminación y colocas luces o velas detrás de ellos para conseguir un efecto de sombras en las paredes.

 

Temporada estival, el momento de hacer pequeñas reformas en casa

 

El calor es el momento perfecto para llevar a cabo esas pequeñas reformas en casa

y quitar esas pequeñas imperfecciones del pasillo o cambiar el color de la cocina. Por todos es sabido que la pintura seca mejor en verano o que es preferible instalar tarima flotante en los meses de calor que después en invierno.

 

Esto se debe a que en cuestión de horas la pintura y el barniz secan rápido, así como la escayola o la tarima que no se ven afectadas por la humedad de la época de lluvias. Lo mismo sucede con los techos o los arreglos en la fachada, ¡hazlo cuando haya calor y evita las dichosas goteras!

 

Hablar del verano es decir calor y altas temperaturas. En otros artículos os hemos contado cómo refrescar tu hogar en verano de manera fácil y sin obras.

 

No te olvides de revisar el aire acondicionado y limpiar los filtros, y si ves que la cosa se complica, no lo dudes y llámanos para recargar el gas de tu aparato de aire acondicionado, de paso le hacemos un mantenimiento con un precio fijo, ¡sin sorpresas finales!

 

Finalmente, aprovecha el verano para renovar tu hogar y da a las paredes un toque diferente pintándolas de tu color favorito, eso sí, evita los oscuros y elige los claros o neutros.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar de tu casa en verano e invites a tus amigos a cenar o una barbacoa en tu casa, si tienes la suerte de poder hacerla, para lucir un aspecto renovado de tu hogar, pero sobre todo, disfrutar de la compañía de los tuyos.

 

Imagen de portada Designed by Freepik

¿Cómo refrescar tu hogar en verano de manera fácil y sin obras?

¿Cómo refrescar tu hogar en verano de manera fácil y sin obras?

El termómetro de tu casa marca más de 30 grados e incluso con el aire acondicionado a tope no consigues refrescar tu casa. ¡No te preocupes, hoy te contamos paso a paso de manera fácil y sencilla unos trucos para refrescar tu hogar en verano sin hacer obras!

►Apaga el calor de forma tradicional

Por si no lo sabes todavía, los sistemas de toda la vida como ventiladores en el techo, los toldos junto a la elección de colores neutros como el blanco, o la colocación de plantas para aislar y por supuesto, cerrar persianas y ventanas no solo ayudan a refrescar la casa ya que son los métodos más efectivos, sino también reducen la factura de la luz, hasta un 5 % y bajar la temperatura de la casa unos cuantos grados.

¿Quieres saber cómo refrescar tu hogar en verano?, sigue leyendo

(más…)

Factores a tener en cuenta en una reforma integral en tu hogar

Factores a tener en cuenta en una reforma integral en tu hogar

¿Te gustaría renovar tu casa, pero no sabes por dónde empezar? En este artículo te vamos a explicar cuáles son los factores a tener en cuenta en una reforma integral en tu hogar tanto si quieres renovar por completo tu vivienda o hacer un pequeño lavado de cara en un par de habitaciones.

La reforma integral de una vivienda es una decisión muy importante para el propietario ya que se tiene que plantear una serie de cuestiones, no solo económicas sino de distribución y entendimiento de sus necesidades para realizar una obra tan importante.

Además, si estás pensado en reformar tu casa puedes aprovechar para hacer algunos cambios como el aislamiento térmico de las paredes exteriores, que te van a ayudar a mejorar el consumo energético, es decir, ahorrar en la factura de la luz a fin de mes.

Reformas integrales, ¿cuáles son mis necesidades?


Saber lo que quieres es fundamental a la hora de renovar tu casa. No es lo mismo hacer un pequeño trabajo de albañilería, (pequeños arreglos en la pared, instalar tarima flotante) pintura, (pintar las paredes) y electricidad que la instalación de una bañera o un lavado de cara en la cocina.

Por ello, primero tienes que pensar con detalle los cambios que quieres, dónde los quieres (paredes, habitaciones, suelo, exterior, tejado y fachada) y cómo los quieres, es decir, los materiales.

Otro tema que debemos valorar es el económico, y es que muchas veces pedimos un presupuesto a una compañía y a la hora de pedir la factura nos encontramos con alguna que otra sorpresa.

Este problema se puede evitar con las reformas a precio cerrado. En Obrasbox, contamos con reformas a precio cerrado sin sorpresas en el que pagas solo por lo que necesitas y los servicios que has contratado.

Finalmente, puede suceder que queramos hacer la reforma un fin de semana o festivo y la compañía de reformas nos dice que no puede.

Para evitar todos estos problemas, te aconsejamos que solicites precio y que busques una empresa de servicio de reformas integrales con presencia en toda España y que te ofrezca la posibilidad de cambiar un enchufe, hasta cortar las plantas de tu jardín, limpiar tu casa o reformar tu casa por completo.

Es decir, una empresa que se adapte a ti, no tú a ella. ¡Y mejor si es una reforma integral a precio cerrado! ¡Así no te encontrarás con ninguna sorpresa!

Plan reforma, ¿cuáles son los factores a tener en cuenta?


¿Es tu casa nueva o tiene unos años?, ¿quieres un cambio por completo en tu vivienda o te llega con un lavado de cara?, ¿quieres mejorar la seguridad del inmueble o es un cambio estético?

Piensa en las razones de la reforma

Entender los motivos por los que quieres hacer una reforma integral te van ayudar a planificar y llevar a cabo la reforma en menos tiempo que en el caso de que no tengas las ideas claras.

Por lo tanto, el primer factor son las necesidades y razones para cambiar tu casa. Igual necesitas ampliar una habitación por la llegada de un nuevo miembro de la familia, o sencillamente quieres reestructurar los espacios para darle un toque diferente.

Define tu estilo

¿Tu casa es moderna, tradicional o vintage? La decoración y elección del estilo influyen en la distribución y habitabilidad de tu vivienda ya que en función del color de las paredes y colocación de los muebles tendrás mayor o menor luminosidad, es decir, espacio.

¿Tienes un permiso o licencia de obra?

Debes informarte de los permisos que solicita cada municipio en el caso de que quieras hacer una reforma en tu vivienda, en especial, si es una reforma integral que afecte al exterior de la vivienda como la fachada o el tejado. La mayoría de los permisos son fáciles de conseguir, solo tienes que preguntar en el ayuntamiento de tu ciudad cómo conseguirlo.

En el caso de ser una reforma integral pequeña como pintar, cambiar los alicatados o el suelo solo tendrás que pedir un permiso de carácter informativo, o sea, un comunicado de obra.

Materiales y acabados

La elección de los materiales, la pintura y los acabos es uno de los factores más influyentes en el precio final de una reforma. A la hora de plantear la reforma piensa en esta como una inversión, ya que es posible que te merezca la pena invertir un poco más y elegir materiales de calidad.

Diseña y planifica tu reforma integral

Evidentemente no eres un arquitecto, pero seguro que sabes tomar medidas y hacer un pequeño plano con los cambios que quieres. Tener preparado un croquis te ahorrará tiempo y dinero ya que podrás calcular de forma aproximada el precio de reforma final en base a los metros cuadrados y la colocación de muebles, puertas y demás elementos.

Además, si quieres hacer cambios eléctricos y colocar nuevos puntos de luz siempre viene bien tener anotados la cantidad de enchufes para controlar la cantidad de luz artificial que tenemos.

Invierte y ahorra energía

Una reforma integral es igual que una mudanza. Por ejemplo, mucha gente aprovecha una mudanza para tirar cosas y objetos que ya no necesita.

En el caso de una reforma, podemos hacer cambios y mejoras como la instalación de electrodomésticos eficientes y de ahorro energético, un revestimiento y aislamiento térmico de las paredes o la colocación de lámparas led de bajo consumo con la que conseguiremos un ahorro importante en las facturas de los próximos años.

 ¿Cuánto cuesta reformar una casa?


El precio de una reforma depende, principalmente, del tamaño de la casa, de los materiales que queramos instalar, de nuestras necesidades y por supuesto, del presupuesto del profesional que escojamos para llevarla a cabo.

Todos los factores anteriores determinarán el precio final y es que calcular el precio de reforma de una vivienda es bastante variable ya que todo depende de los metros cuadrados y de los materiales.

Pero, ¿cuánto cuesta reformar una casa? Piensa que no es lo mismo cambiar el baño y la cocina que pintar las paredes del pasillo y colocar tarima flotante en el dormitorio. Ni son los mismos materiales, ni coincidirá la cantidad de metros cuadrados, y por supuesto, las necesidades y elementos serán totalmente diferentes.

¿Quieres tener controlado el precio final de tu reforma integral! Tienes una solución fácil con las reformas a precio cerrado ya que así no tendrás ninguna sorpresa en la factura.

 

 

Imagen de portada por Freepik

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies