¿Cómo cambiar la bañera por un plato de ducha paso a paso?

Cada vez son más los clientes que nos llaman para solicitarnos que les cambiemos su bañera original de sus cuartos de baño por platos de ducha, debido a las ventajas que la ducha tiene frente a la bañera tradicional.

Lo cierto es que los números hablan por sí solos, ya que se ha llegado a contar que más del 70% de los accidentes domésticos producidos en los cuartos de baño se han registrado en la bañera.

Es por ello que hoy te queremos acercar algunas ventajas de instalar una placa ducha en tu cuarto de baño y además mostrarte cómo puedes cambiar tu bañera por un plato de ducha tú mismo con estos sencillos pasos a seguir.

 

  Ventajas de cambar la bañera por un plato de ducha

cambiar la bañera por ducha

1)  Reduce el riesgo de accidentes hasta en un 70%, gracias a la comodidad que supone estar todo el tiempo de pie y sin tener que incorporarse.

2)  A partir de que alcanzamos una cierta edad, nuestra agilidad va disminuyendo, por lo que el riesgo de resbalones aumenta proporcionalmente.

3)  Si estamos ayudando a bañarse a una persona mayor, corremos nosotros también cierto riesgo de lesiones por malas posturas y esfuerzos incómodos.

Todo esto unido al riesgos anterior de que la propia persona mayor pueda tener algún percance inesperado.

4)  El ahorro de espacio en nuestro cuarto de baño que supone tener un plato de ducha en vez de una bañera en considerable y puede suponer disponer en él de hasta un 40% más de espacio.

5)  El plato de ducha es más fácil de limpiar que la bañera, al disponer de menos superficie. En el caso de la placa de ducha, únicamente deberemos limpiar la mampara que tengamos instalada y la grifería.

 

 Cómo cambiar una placa de ducha por una bañera paso a paso

Para poder hacer esta pequeña reforma doméstica, vamos a tener que visualizar previamente cómo pretendemos que quede la obra una vez realizada, para así fijarnos unos objetivos finales.

Una vez tengamos claro que queremos realiza el cambio de nuestra bañera, procederemos con los siguientes pasos:

#1 Elegir el tipo de plato de ducha que más nos convenga

Pese a que puede parecer un inicio algo lógico, es importante saber cuál es el tipo de plato que queremos instalar en sustitución de nuestra actual bañera.

Hemos tenido casos que al no haber elegido previamente la placa de ducha a instalar, posteriormente algunos clientes se han podido arrepentir de realizar la reforma de fontanería que hoy nos ocupa.

#2 Retirar los azulejos que recubren el murete

Comenzaremos nuestra reforma doméstica retirando poco a poco todos los azulejos que recubren el murete o frontal de nuestra bañera.

Esto lo podremos llevar a cabo con un cincel y una maza, dando suaves golpes y siempre protegiéndonos las manos y ojos, con unos guantes y gafas protectoras respectivamente.

#3 Romper el murete

Una vez quitamos todos los azulejos, vamos a proceder a tirar el murete que recubre la bañera y los embellecedores. Para ello debemos dar fuertes golpes con la maza hasta que todos caigan abajo.

#4 Retirar la bañera

Para retirar la bañera de su sitio, debemos retirar previamente toda la silicona que recubre las juntas, soltaremos el desagüe que se encuentra anclado y, con ayuda de una segunda persona si es posible, retiramos la bañera de su lugar.

Es recomendable ayudarse de otra persona, debido al peso de la bañera.

#5 Marcar las posiciones de la ducha

Lo siguiente que nos tocará hacer será marcar con un lápiz la posición donde irá instalada nuestra placa de ducha y la posición que tiene el desagüe en el suelo.

#6 Tapar los huecos

Nos ayudaremos de unas placas de yeso laminado para tapar los huecos que hayan podido quedar en la pared de nuestro baño. Deberemos cortarlos con herramientas profesionales, para que el corte sea limpio y seco.

#7 Colocación de las placas de yeso

A continuación debemos colocar las placas de yeso. Para ello, preparamos un mortero cola con la proporción de producto y agua que se nos indicará en las instrucciones.

Seguidamente colocaremos pequeñas cantidades en la parte al descubierto que ha quedado en la pared, colocamos las placas de yeso y las golpearemos con una maza suavemente, para que queden fijadas a la pared.

#8 Rellenamos las juntas

Una vez colocadas y adheridas correctamente las planchas de yeso, quedarán por fijar las juntas. Para ello, cojeremos pequeñas cantidades de yeso y lo iremos aplicando por las ranuras libres entre el alicatado intacto y nuestras planchas.

#9 Montar nuevamente la tubería

Para poder montar de nuevo nuestra tubería, deberemos cortar a las medidas oportunas nuestro codo, lijando posteriormente ciertas zonas si fuera necesario, para que no queden rebabas.

Lo anclaremos a nuestra tubería para comenzar a formar de nuevo nuestra ducha. Esta unión la adheriremos con adhesivo especial para tuberías, para que la fijación sea permanente y no presente figas pasado un tiempo.

#10 Fijación del plato de ducha en el suelo

Con ayuda de las indicaciones e instrucciones de instalación del fabricante de nuestro plato de ducha, lo presentaremos en el suelo y procederemos a su fijación.

Esto lo abordaremos levantando de nuevo un pequeño muro en el flanco exterior del mismo, con algún ladrillo y cemento, asegurándonos que esté correctamente nivelada.

#11 Instalación del desagüe

De nuevo instalaremos el desagüe, para completar la instalación de nuestra nueva placa de ducha, asegurándonos de que quede totalmente fijada a la tubería.

#12 Fijamos los perfiles de la mampara

A continuación, tomaremos los perfiles en los que se apoyará la mampara que colocaremos para dar intimidad a nuestra ducha.

Para ello, aseguraremos su verticalidad con un nivel y los fijamos haciendo algunos taladros con broca de widia y con tacos de goma, ambos para que no dañen a los azulejos.

#13 Montaje a instalación de perfiles de ducha

Lo siguiente que tocará será montar los perfiles que irán tanto entre techo y pared, como en la propia pared unidos al alicatado. Ambas planchas las fijaremos con silicona especial para estos materiales.

#14 Fijación de extremos de las planchas

Una vez pegadas las planchas, tendremos que fijar los cantos de éstas con la pared. Para ellos, previamente enmascararemos la parte adyacente de la pared, para que ésta no se manche de silicona.

Es entonces cuando aplicaremos un cordón suficiente de silicona, pasaremos un dedo suavemente impregnado de agua jabonosa para que quede más lisa y dejaremos secar unos minutos.

#15 Colocación/instalación de la ducha

Para colocar la ducha, procederemos de igual manera que hicimos anteriormente para instalar los perfiles de la mampara, haciendo los taladros que nos hagan falta, para la fijación de la placa.

Posteriormente, hacemos las conexiones de fontanería que sean pertinentes, asegurándonos siempre que no quede nada sin conectar.

 

¿Qué te ha parecido este tutorial paso a paso para cambiar tú mismo la bañera de tu casa por una placa de ducha?

 

Sin duda, hay ocasiones en las que con unos pequeños tips sencillos, podemos hacer estas pequeñas reformas sin ninguna ayuda de profesionales 😉

De todas formas, pese a esto, ya sabes que si te ha resultado complicado o tienes miedo de hacer algo indebido, puedes contar con los profesionales de Obrasbox.

Ten en cuenta que la desinstalación de la bañera es irreversible, ya que tenemos que ‘echar abajo’ el pequeño muro que sostiene a la bañera, propiamente dicha.

Llámanos si tienes alguna duda y nosotros podemos asesorarte o directamente montarte tu bañera directamente. Estaremos en tu domicilio en máximo 48h.

2 Comments
  • Caldera
    Posted at 13:22h, 12 julio Responder

    Yo no estoy en linea con lo aqui expuesto, pienso sinceramente que hay muchos aspectos que no han podido ser considerados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra exposicion, es un buen articulo.
    Saludos

    • ObrasBox
      Posted at 06:23h, 20 julio Responder

      Quizás se puede hacer de otras maneras, no lo dudamos, sin embargo ésta es una forma sencilla de cambiar nuestra bañera por un plato de ducha en poco tiempo y de una forma relativamente sencilla. Un saludo amig@

Post A Comment